El Jiu Jitsu es un arte marcial que se empezó a practicar en Japón como método de protección. La técnica principal que utiliza son las luxaciones articulares además de derribos y estrangulamientos, entre otras.

Esta disciplina era utilizada por los monjes budistas para defenderse ante cualquier circunstancia sin utilizar armas.

En AKIBO queremos enseñarles a transmitir un gran respeto por su adversario. Es un arte marcial donde se enseña a romper, fracturar y torcer extremidades, por eso afirmamos que el autocontrol es el pilar fundamental aunque también es importante el compañerismo y el trabajo en grupo.

Además el Jiu Jitsu es un arte donde se acondiciona el cuerpo en formas muy diversas, se estimula la motricidad, la salud, resistencia y en principal la inteligencia ya que se tiene que tener un control total.